Analizando mitos sobre la producción de dioxinas en la cocción en microondas y en el freezer.

En las redes sociales existe información acerca de la toxicidad todos los plásticos, sin evidencia científica. Estudios internacionales y del INTI, revelan otras conclusiones.

 

Dioxinas: término genérico que se utiliza para describir a la familia de compuestos orgánicos clorados tóxicos, también llamados contaminantes orgánicos persistentes (COP). Dentro de las dioxinas existen 419 compuestos  relacionados, pero aproximadamente 30 poseen toxicidad importante, siendo el TCDD (2, 3, 7,8-tetraclorodibenzo-para-dioxina) la de mayor toxicidad.

Una vez que las dioxinas penetran al organismo, afectan a órganos y sistemas, persistiendo durante mucho tiempo debido a su estabilidad química y fijación al tejido graso. Se habla de un promedio entre 7 a 11 años de vida media en el cuerpo humano y en los animales.

 

Fuentes de contaminación por dioxinas

Si bien se descubrió que las dioxinas se encuentran en el medio ambiente  desde antes de que la industria produjera compuestos clorados, su producción actual es debido a:

 

  •   la formación de subproductos en procesos industriales,
  •   fabricación de pesticidas y desinfectantes,
  •   productos de papel (blanqueo de la pasta de papel con cloro),
  •   fundiciones y refinerías de metales,
  •   incineración  descontrolada de residuos sólidos y hospitalarios,
  •   quema de basura a cielo abierto,
  •   escapes de gases de vehículos,
  •   incendios forestales,
  •   erupciones volcánicas.

 

Desde la década del 80 se ha trabajado en la creación de hornos de incineración de muy altas temperaturas (más de 850º según lo exigido por la Unión Europea) para la destrucción de las dioxinas y evitar así su producción y propagación. Esto se debe a que si la incineración es realizada alrededor de los 600ºC, pueden volver a formarse la dioxinas en la zonas frías que existen dentro del incinerador.

 

¿Cómo ingresa al organismo?

Las dioxinas se pueden encontrar en el medio ambiente mundial, principalmente en suelos, sedimentos, y se acumulan en la cadena alimentaria, especialmente en el tejido graso animal.

La manera más directa de ingreso al cuerpo humano (90%) es a través de los alimentos y fundamentalmente cuando se consume: grasa animal, pescados o productos lácteos contaminados. Por lo que se aconseja retirar la grasa visible de las carnes.

La FAO sugiere medidas de control con BPM y seguimiento  de zonas con dioxinas, que estén más allá de lo tolerable: ya sean tierras de cultivo contaminadas, como así también evitar el consumo de peces de aguas con alto nivel de sustancias cloradas.

En muchos países se realizan mediciones y seguimientos de dioxinas en carnes, huevos y gracias a esto se detectaron: carne de cerdo y subproductos con 200 veces más de productos clorados que los tolerables  (Irlanda-2008),  huevos contaminados debido a desecho ilegal de aceite industrial (Bélgica 1999) como algunos ejemplos.

Nivel de toxicidad:

La recomendación por parte de la OMS de ingesta diaria tolerable (IDT) de dioxinas es de 1 a 4 picogramos/kg de peso corporal.

Igualmente se intenta a nivel mundial prevenir y reducir la ingestión de estos compuestos a través de medidas gubernamentales. El Codex Alimentarius en 2001 adoptó un Código Especifico de Medidas y en 2006 un Código de Prácticas para la Prevención.

El Centro Internacional de Investigaciones de la OMS sobre el Cáncer  (CIIC) ha clasificado a la TCDD como carcinógeno humano, siempre que se superen nos niveles de toxicidad.

La exposición breve a dioxinas en altas concentraciones puede producir: lesión cutánea, manchas, alteraciones hepáticas. La exposición prolongada, se relaciona con alteraciones en sistema nervioso, inmunitario, función endócrina y reproducción.

 

Mitos sobre recipientes plásticos y electrodomésticos:

Las dioxinas no se pueden generar por la utilización de recipientes plásticos en el microondas.

-Primero: por lo general, los envases son de polipropileno o de plásticos no clorados.

-Segundo: la temperatura alcanzada dentro del microondas no supera los 100 a 110 º C. Tampoco sería posible en  hornos convencionales que llegan a temperaturas de hasta 220ºC o  poco más.

Igualmente, es muy importante aclarar, que para que no exista la menor migración de componentes normales del plástico al alimento, que modifique los caracteres organolépticos del mismo, el envase  debe cumplir con todos los requisitos de Mercosur,  la legislación vigente del C.A.A en el capítulo IV y  además  ser aptos sanitariamente. Por lo que es fundamental indicar a los consumidores que supervisen, al comprar utensilios plásticos, esté presente el sello que indique que es apto para cocción en horno convencional y/o microondas.

La bibliografía concluye que en hornos microondas no habría influencia significativa en la migración de componentes del plástico a temperaturas adecuadas.

Estudios sobre “Migración de componentes y residuos de envases en contacto con alimentos”, utilizando recipientes de plásticos clorados calentados en horno microondas,  no observaron dioxinas ni cloro en el alimento.  Galotto y Guarda (Valencia -España)

Con respecto al freezer: a temperatura de -18º no pueden formarse dioxinas en las botellas plásticas (PET), típicas de bebidas y aguas envasadas. Cuanto menor es la temperatura de almacenamiento, menor es la migración de los componentes del PET.

Por lo tanto, es importante contar con la información científica que demuestra que ni con el uso del freezer, ni con la cocción en microondas u horno convencional es posible generar dioxinas.

No obstante recomendemos a nuestros pacientes que si compran recipientes plásticos lean la etiqueta para asegurarse que sean de polipropileno.

 

Bibliografía:

Agradecemos al M.S. Ing. Alejandro Arosti de INTI, materiales de aplicación sanitaria -asistencia técnica- el envio de su trabajo de investigación sobre “dioxinas en recipientes plásticos en contacto con alimentos y bebidas- uso en horno microondas, heladera y freezer.”

 http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs225/es/. Dioxinas y sus efectos en la salud humana. Octubre de 2016.

Centro de información técnica plastivida Argentina. Entidad técnica profesional especializada en plásticos y medio ambiente. Boletín técnico informativo Nª23.

tp://ftp.fao.org/codex/Publications/Booklets/Contaminants/CCCF_2012_ES.pdf. Codex alimentarius. Prevención y Reducción de la Contaminación de los Alimentos y Piensos. 2012.

Celis Hidalgo. Contaminación de alimentos por dioxinas. Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad de Concepción, Campus Chillán  Ciencia, Ahora, nº 22, año 11, septiembre 2008 - marzo 2009 .36.