¿Qué estamos comiendo los argentinos hoy?

Una investigación en relación al cambio de hábitos alimentarios en el país de los últimos 20 años

¿Comemos peor?

Un exhaustivo estudio presentado a fines de 2016 por el Cesni (Centro de estudios sobre Nutrición Infantil), comparó  las tendencias de consumo de la Población Argentina en los últimos 20 años . Se han utilizado como fuentes de información las Encuestas Nacionales de Gastos de Hogares de 1996-97, 2004-05 y las del 2012-13.

¿El resultado? Descubrir el alejamiento de la dieta tradicional y de las recomendaciones saludables hacia un mayor consumo de alimentos “ultraprocesados”. Este cambio trajo aparejado una reducción de nutrientes sumamente importantes como: vitamina A, Vitamina C, fibras.

 

Si bien, el consumo total de calorías se mantuvo durante estos  20 años, actualmente más del 50% de la energía proviene de alimentos ultraprocesados, con el consiguiente exceso de harinas refinadas, grasas saturadas, azúcar.

Este estudio ha servido también para verificar que las estrategias realizadas desde el Estado para reducir las grasas trans en la industria y el sodio, han dando buenos resultados;como también tuvo un impacto positivo el  enriquecimiento de harinas para panificados.

Conclusiones.

·          El consumo de pizza, empanadas, tartas y sandwiches creció 4 veces.

·         Se duplicó el consumo de bebidas azucaradas, gaseosas y jugos en polvo principalmente en los hogares de menores recursos. Esto incrementó el consumo de azúcar en forma importante.

·         Aumentó  la utilización de alimentos ultraprocesados. Es  comparativamente   igual a  los paises industrializados, y atraviesa  todo el entramado social. El uso de estos productos es  atribuído: al menor tiempo que se tiene para cocinar; pocas habilidades culinarias para el manejo de verduras y legumbres;  la mayoría de la población que trabaja, come fuera de su casa ( 1 de cada 5 adultos), y se lleva o compra lo más económico y fácil de consumir.

·         Se consume menos de la mitad de fibra necesaria en una alimentación saludable.

·         No se alcanza a cubrir las recomendaciones de calcio. Esto se agrava en los hogares más pobres.

·         El consumo de Vitaminas A y C  es muy bajo. Esto se debe a que se come menos del 50% de lo recomendado por la OMS de  verduras y frutas.  Y si nos guiamos por las 5 porciones diarias  que se recomiendan a través de las Guias Alimentarias específicas para la población Argentina , estamos sólo cubriendo 1, 5 porciones.

Las buenas noticias:

·         Se redujo un 10% el consumo de sodio en los últimos 20 años. En parte, gracias  a la reduccción de la sal (por estrategias a nivel Nacional) en el pan de panadería y por otro, la reducción del consumo del mismo.

·         Mejoró el consumo de hierro y ácido fólico, gracias a la ley Nacional de enriquecimiento de las harinas de trigo. El 50% de aporte de hierro y del ácido fólico, provienen de ésta fuente.

Entonces ¿comemos peor que hace 20 años?, la respuesta es sí. 

¿Qué se puede hacer?

Cada uno en sus hogares puede mejorar la alimentación retornando a la comida casera, cocinanando las verduras de estación de forma simple, con un uso mínimo de productos procesados.

Incorporar verduras, frutas, legumbres en los platos familiares.

Usar menos azúcares, grasas saturadas (grasa proveniente de alimentos animales como manteca, crema, grasa para cocinar y carnes con grasa) y sal en las preparaciones.

Reducir el consumo de gaseosas y bebidas dulces e incorporar más lácteos descremados.

No olvidemos que la publicidad y el marketing de los alimentos listos para usar llega a través de todos los medios de comunicación y estimulan su consumo, ya que son accesibles y fáciles de preparar.

En cambio no existe o es casi nula la promoción de los alimentos saludables como verduras y frutas.

Conocer acerca de la alimentación y los  hábitos alimentarios de la población por parte de los Organismos Nacionales, es fundamental para diseñar estrategias y campañas de Educación que ayude a toda la Población a tener un consumo saludable de alimentos.

 

Bibliografía:

Zapata. M.E; Rovirosa. A ; Carmuega.E .LA MESA ARGENTINA EN LAS ÚLTIMAS DOS DÉCADAS Cambios en el patrón de consumo de alimentos y nutrientes (1996 - 2013) Cesni.2016 .

http://www.msal.gob.ar/dinami/index.php/publicaciones-para-equipos-de-salud/encuesta-nacional-nutricion-salud.