NUTRICIÓN

El término nutracéutico fue creado en el año 1989 por el doctor Stephen De Felice para la Fundación para la Innovación en Medicina (USA).

Se conoce como nutracéutico al suplemento dietético presentado en una matriz no alimenticia (en forma de píldora, cápsulas, polvo, etc.) de una sustancia natural bioactiva concentrada presente usualmente en los alimentos y plantas, que consumida en dosis superiores a los existentes en esos alimentos se presume tiene un efecto favorable sobre la salud aún mayor que el que podría tener el alimento normal.

La diferencia con los alimentos radica en que las sustancias suelen estar sintetizadas artificialmente en el caso de los nutracéuticos. El componente bioactivo se puede administrar, además de la forma concentrada en la matriz como las píldoras, adicionándolo a un alimento para lograr potenciar su efecto beneficioso.

El término “alimento funcional” no debe ser tomado como sinónimo ya que hay una diferencia sustancial: los alimentos funcionales tienen apariencia de alimentos mientras que los nutracéuticos pueden verse como medicamentos.

Ejemplos de nutracéuticos:

CLA (ácido linoleico conjugado): naturalmente se encuentra en leches, quesos y carnes de animales de pastoreo. Su función biológica es antioxidante, hipolipemiante (inhibe la función de la lipoproteín lipasa y favorece la lipólisis). Ayuda a aumentar el transporte de grasa hacia la mitocondria celular para ser oxidada.
Debido a que  la actividad física aumenta el transporte de la grasa hacia la célula muscular para ser oxidada es importante consumir los CLA al realizar actividad física periódica conjuntamente con un plan alimentario bajo en grasas.

Ácidos grasos Omega 3: se encuentran naturalmente en pescados de aguas profundas y semillas de chía.  Contribuyen a prevenir enfermedad cardiovascular y la esteatosis hepática.

Lecitina de soja: se encuentra en la fracción lipídica de la soja. Reduce colesterol y triglicéridos plasmáticos al igual que la esteatosis hepática.

DHA (docosahexaenoico): es un ácido graso esencial familia de Omega 3.  Contribuye a mantener el normal funcionamiento del cerebro. Naturalmente lo encontramos en algas, pescados grasos como sardinas, caballa, jurel. 

Existe una nueva gama de suplementos dietarios también llamados nutracéuticos derivados de plantas y no ya de alimentos para ayudar en la reducción de peso,como la Garcinia Cambogia y la Amorphophallus konjac.

Los avances científicos y tecnológicos hacen suponer que el desarrollo del campo de los alimentos suplementados y modificados es promisorio.  Esto hace que los licenciados en nutrición debamos estar actualizados para asesorar correctamente a la población y evitar excesos y falsas expectativas sobre sus efectos y propiedades.

Bibliografía:
www.anmat.org.ar

www.inal.org.ar
www.fimdefelice.org

 

ÚLTIMOS 5 POSTS

Menú