Noviembre: Mes dedicado a la prevención y tratamiento de la Diabetes.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) reconoció a la diabetes como una verdadera epidemia mundial. Por esto es tan importante la prevención para evitar o retrasar la llegada de esta patología. La diabetes tiene directa relación con la alimentación y la actividad física. Realizar pequeños ajustes a nuestros estilos de vida trae enormes beneficios.

Recordemos ciertos conceptos

Los alimentos nos aportan nutrientes, entre ellos los hidratos de carbono o azúcares que son necesarios para la vida ya que nos dan energía; inclusive algunos órganos son glucosa-dependiente para poder funcionar adecuadamente (cerebro, corazón, pulmones, páncreas, retina, riñones). Por este motivo es que es fundamental consumir el 50% de las calorías en forma de hidratos de carbono.
Al ingerir los alimentos son digeridos y los nutrientes se absorben a nivel intestinal. Los azúcares se transforman en glucosa, las proteínas en aminoácidos y las grasas en ácidos grasos. En el caso de los hidratos de carbono, se metabolizan provocando que la glucosa en la sangre se eleve. Esta glucosa debe pasar de la sangre a las células y aquí es donde interviene la insulina. En las personas sin diabetes este mecanismo está óptimamente regulado. En cambio en personas que tienen resistencia a la insulina necesitan mayor cantidad de esta hormona para que el mecanismo continúe funcionando. Si esta situación se prolonga en el tiempo, el páncreas (glándula que secreta la hormona insulina) se agota y aparece la diabetes.

Diabetes tipo 2:

Es una enfermedad crónica que se caracteriza por un aumento muy frecuente de la glucosa en sangre y que no puede ser utilizado por la célula en forma eficiente. En estos casos es importante que se mantengan los niveles de azúcar en sangre mediante un plan de alimentación adecuado y ejercicio físico. Si estas medidas no son suficientes, su diabetólogo le prescribirá tomar un medicamento para que el cuerpo utilice mejor la insulina y por lo tanto la glucosa pueda ser usada por los diferentes órganos.

Diabetes tipo 1:

En este caso, el páncreas no secreta insulina por lo que hay que recurrir al uso de insulina inyectable.

Alimentación en Insulino-resistencia y Diabetes

¡Las personas con diabetes deben comer los mismos alimentos que una persona que lleva una alimentación saludable¡ eligiendo aquellos alimentos con mayor contenido de fibras, hidratos de carbono complejos (pastas secas, arroz integral, legumbres como soja, quinoa, amaranto), vitaminas y minerales; preferir productos con menor contenido graso y evitar aquellos productos con azúcares y dulces.
De hecho, los requerimientos de determinados nutrientes no son los mismos para un niño en etapa de crecimiento que para una mujer embarazada o que para una mujer en periodo de lactancia.

Es fundamental realizar 4 comidas. En algunos casos puede ser necesario realizar una colación extra
Consumir en desayunos y meriendas: lácteos descremados (leche, yogur, quesos) panes integrales (que elevan menos la glucemia) Si consume frutas, es recomendable que se coman con piel y con la pulpa. Evitar tomar jugos de frutas porque elevan mucho la glucemia.
Preferir el consumo de vegetales crudos. Si consume hortalizas cocidas preferir la cocción en horno, grilladas o microondas. Evite el puré ya que eleva más el azúcar en sangre.
Elija pastas con fibras  (salvado de trigo/salvado de avena). Las que son enriquecidas con gluten (proteína) son convenientes ya que elevan menos aún la glucemia. Otras pastas deben ser consumidas al dente
En el caso de arroz prefiera el integral, yamaní y el parboilizado. Legumbres son alimentos con alto contenido de fibras que pueden ser consumidos por personas con diabetes
En cuanto a las carnes (vaca, pollo, cerdo, conejo, etc.) elija los cortes sin grasa y evite comerlas fritas o spiedo. Los pescados grasos (atún, jurel, salmón, caballa, etc.) son recomendables.
Las frutas de estación, preferentemente con piel, son las de preferencia. Es muy importante controlar la cantidad y el tamaño de las mismas. No exceda las 3 frutas diarias (salvo otra indicación de su nutricionista) y el tamaño de cada será como: una manzana mediana o una taza tipo café con leche para aquellas frutas pequeñas o 2 frutas chicas como el kiwi o las ciruelas.
Los edulcorantes son seguros.

Evite

Fumar
Tomar bebidas alcohólicas
Consumir gaseosas comunes o jugos de frutas
Productos de panadería
Usar miel y azúcar (salvo indicación de nutricionista)
El exceso de sal, también fiambres, embutidos, snacks
Frituras y preparaciones con grasas

 

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000313.htm
http://www.diabetes.org/es/informacion-basica-de-la-diabetes/diabetes-tipo-2/
“Viviendo con bien con diabetes: una guía para mantenerse saludable” 2da ed. Buenos Aires: Abbott Laboratories Argentina. 2009
http://journals.lww.com/md-journal/Fulltext/2016/05310/Effects_of_Low_Glycemic_Index_Diets_on_Gestational.25.aspx